Acta Médica del Centro, Vol. 6, No. 1, Suplemento 1, 2012
anterior bajar siguiente

Hospital Provincial Universitario “Arnaldo Milián Castro”

Valoración histórica de la muerte de José Martí

MSc. Dra. Marta de las Mercedes Rojas Pérez1
Lázara de las Mercedes Martínez Rojas2
Lirilsy Fernández Gómez2

RESUMEN SUMMARY

La muerte de José Martí constituye un enigma por las circunstancias que la rodearon; a través de los tiempos se han formulado diferentes hipótesis, pero no se ha llegado a un consenso común. Esta investigación tiene como objetivos ejemplificar las hipótesis sobre la muerte de José Martí, argumentar que la relacionada con el valor temerario constituye la más acertada e identificar escritos y hechos históricos relacionados con las hipótesis. Las principales teorías son la fogosidad de su caballo, el suicidio, la motivación a la tropa por orgullo personal y el valor temerario, que es la que refleja en mayor medida la personalidad del Apóstol y se basa en su trayectoria revolucionaria, sus obras y la carta inconclusa a Manuel Mercado; además el acta de defunción refleja el intenso fuego y la relativa cercanía al enemigo, lo que brinda argumentos para una concepción adecuada del evento.

DeCS:
PERSONAJES
MUERTE 
HISTORIA

The death of José Martí is an enigma due to the circumstances surrounding it. Several assumptions have been made through the years, but a common consensus has not been reached. This research aims to illustrate the hypotheses about the death of José Martí, argue that the one associated with his bold courage is the most probable one, and identify writings and historical facts related to the hypotheses. The main theories are: A very spirited horse, suicide, motivating the troops by personal pride, and bold courage, which is the one that better reflects the personality of the Apostle and is based on his revolutionary career, his works and the unfinished letter to Manuel Mercado; besides, the death certificate reflects the intense fire and the relative proximity to the enemy, providing grounds for an adequate conception of the event.


MeSH:

FAMOUS PERSONS
DEATH
HISTORY

La muerte de José Martí ocurrió el 19 de mayo de 1895 y aún hoy constituye un enigma por las circunstancias que la rodearon: los momentos previos a su fallecimiento muestran que Gómez quiso entablar combate en un sitio alejado de Dos Ríos pero no lo logró y tuvo que luchar en ese lugar, el General en Jefe trató de proteger al Delegado y le ordenó: «Hágase usted atrás, Martí, no es ahora este su puesto» y se plantea que es posible que Martí tratara de aproximarse al escenario inmediato de la lucha y que, en compañía de De la Guardia, se lanzó al galope contra las líneas españolas y que ambos jinetes se convirtieron en blanco perfecto de la avanzada contraria, oculta entre la hierba. Estas condiciones encierran una pregunta que se mantiene presente en el análisis de los acontecimientos: ¿Por qué José Martí se dirigió al campo de batalla a pesar de las órdenes de Máximo Gómez?1,2
Las respuestas son múltiples, pero no se ha llegado a conclusiones definitivas sobre el tema, que es objeto de disímiles hipótesis e interpretaciones. El presente trabajo se propone ejemplificar las diferentes hipótesis sobre la muerte de José Martí y se basa en la identificación de escritos y hechos históricos relacionados con la misma y con las ideas que se tienen de su figura, lo que resulta de vital importancia en la formación de una concepción de la personalidad y de los últimos momentos de José Martí.
Entre las primeras versiones se encuentra la realizada por el subteniente Ángel de la Guardia, que precisa que luego de cruzar, junto a Gómez, el río Contramaestre una hondonada desvió los caballos de Martí y el suyo y los obligó a moverse en una línea diagonal con respecto a las fuerzas que mandaba el General en Jefe hasta que se encontraron con la avanzada enemiga; pero este relato tiene imprecisiones que no permiten asumirlo al pie de la letra. Otra versión poco fiable coloca a Martí sumado a un destacamento mambí -con el que se encuentra accidentalmente- que machetea a una avanzada española y persigue a los sobrevivientes hasta la casa de José Rosalía, donde buscan refugio; allí la esposa del campesino escucha al Apóstol cuando conmina a Ángel de la Guardia a marchar adelante, solos, y fue así que tropezó con la tropa enemiga que lo aniquiló. Si tal cosa hubiera ocurrido alguno de los componentes de ese destacamento se hubiera convertido en testimoniante de los hechos; ninguno de los protagonistas principales de la acción de Dos Ríos aludió siquiera a ese pasaje.1Historiadores y estudiosos del tema, basados en los acontecimientos y escritos de la época, han planteado hipótesis más confiables entre las que se destacan las siguientes:
La muerte se debió a la temeridad y a la fogosidad del caballo que montaba, planteó Máximo Gómez. El historiador Rolando Rodríguez lo niega completamente y plantea que: “ (…)  si bien Martí no era un jinete consumado, tampoco era un inexperto. Desde su niñez había galopado y, de nuevo, durante sus viajes, lo había hecho muchas veces. De manera añadida hay que pensar que de haberse desbocado el caballo hubiera llegado primero que Ángel de la Guardia ante las filas españolas; sin embargo, los disparos que recibió la cabalgadura del joven oficial evidencian que andaban a la par.” Con ello se contradice la primera hipótesis.1,3,4Martí buscó el suicidio para alcanzar la inmortalidad. Sobresalen en su defensa autores como José Miró Argenter que afirma: “Buscó él mismo la muerte (no cabe otra deducción dentro de la lógica humana), solicitado por la grandiosidad de su destino que le ofrecía aquella ocasión de alcanzar la inmortalidad, la primera que le brindaba la fortuna, creyendo que el acoso no iba a prestarle ninguna otra más propicia ni más memorable”; diversos historiadores han refutado esta tesis a lo largo del tiempo. El historiador Leonardo Griñán Peralta escribió: “… no hay ninguna razón valedera para demostrar que su muerte en Dos Ríos tuvo caracteres de suicidio. No hay gran político que, conscientemente, quiera morir al acabar de pronunciar solemnemente estas palabras: “yo evoqué la guerra; mi responsabilidad comienza con ella en vez de acabar” (…).” En aquellos momentos morir era fracasar y no hay líder político a quien no horrorice cuanto pueda posibilitar el fracaso del ideal al que ha consagrado su vida. El éxito de la causa que defiende le importa más que la gloria de su muerte bella. Y si en aquel momento pudo parecerle bella la muerte, es imposible que le halla parecido oportuna…” Según Jorge Mañach el Apóstol fue un hombre signado por la incomprensión y que, sin embargo, supo sobreponerse a estas adversidades, por lo tanto, su accionar no se corresponde con el suicidio.5-7
La tercera tesis circuló en los periódicos La Discusión, El Diario, La Marina y el Herald y sostiene que Martí murió en combate luego de arengar a la tropa.  Según el historiador Rolando Rodríguez: “Esta versión circuló ampliamente, pero no la corroboró una fuente cubana, y Ángel de La Guardia, el único que podía hacerlo, murió en combate, nunca se ha valorado; sin embargo, no puede ignorarse totalmente.” No obstante, según su criterio: “Después de eso, en la acción de Dos Ríos sólo quedaría un arrebato hijo de la frustración, de la obcecación, de la desilusión, porque lo hacían salir de la manigua. Se desconocería u olvidaría que Martí era un político depurado que sabía de litigios, ataques injustos y hasta de humillaciones, sin que estos lo condujeran a depresiones, por la sencilla razón de que no podía permitírselo.”4,8,9
El valor temerario de José Martí lo condujo a la muerte en Dos Ríos el 19 de mayo. Esta también fue una teoría planteada por Máximo Gómez, que fue posteriormente corroborada por Ximénez de Sandoval, coronel que iba al frente de la columna española.3,9 Según Sandoval la muerte fue provocada por el “arrojo, la valentía y el entusiasmo de los ideales de Martí que lo colocaron frente a sus soldados.”  Esta es la hipótesis que se acerca, en mayor medida, a la figura del Maestro, pues refleja el amor y el sentido de abnegación a la causa. Documentos como la carta inconclusa a Manuel Mercado reflejan esta muestra de sacrificio incondicional a que el Apóstol se sometió cuando dice: “ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país y por mi deber”; además, los datos encontrados en el certificado de defunción apuntan más hacia esta teoría (figura 1):
- Una herida de bala penetrante en el pecho cuyo orificio de entrada parecía corresponder a la parte anterior del pecho, a nivel del punto del esternón, que había sido fracturado; al parecer dicha herida presentaba un orificio de salida por la parte posterior del tórax en el cuarto espacio intercostal derecho, a unos diez centímetros de la columna vertebral.
- Otra herida de bala a unos 15cm de la misma y a 4cm de la rama del maxilar inferior, lado derecho, cuyo orificio de salida se encontraba por arriba del labio superior, que estaba destrozado.
- Otra herida igualmente de bala en el tercio superior del muslo derecho y hacia su parte interna; además, presentaba contusiones en el resto del cuerpo.10
En la primera herida localizada en la región torácica se afectaron el pulmón derecho, el manubrio del esternón y, posiblemente, el paquete vascular -en estas circunstancias se pudiera haber planteado un hemotórax- (figura 2); en la segunda se afecta el paquete vasculonervioso del cuello y en la tercera, localizada en el tercio superior del muslo del miembro inferior derecho, no se describe la profundidad a la que estaba; si de hecho se hubiera hallado en planos profundos, la arteria femoral hubiera estado dañada, con la posible hemorragia a este nivel. Muchas de estas teorías no pudieron ser determinadas en el momento en que se hace la exhumación del cadáver pues se encontraba en estado avanzado de descomposición.
En la figura 1 se muestran las heridas de bala, se aprecian tres ángulos diferentes, uno para cada herida, por lo que se constata que fue baleado por el enemigo desde diferentes posiciones. Se corresponde esto con la presencia de un fuego intenso cercano al Apóstol y las localizaciones de dos en el tórax y la cabeza pudieran estar relacionadas con una ubicación más próxima a las tropas españolas. Con ello se aprecia cómo su arrojo lo conduce a una situación en el campo de batalla donde la intensidad del combate es superior y, por tanto, las probabilidades de ser impactado por los proyectiles enemigos es mayor,  lo que es confirmado a su vez con la existencia de más bajas mambisas en dicha acción.

herida trayectoria
Figura 1. Heridas de bala descritas en el acta de defunción de José Martí  Figura 2. Estructuras anatómicas implicadas en la trayectoria de la primera herida

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Bianchi Ross C. Cómo murió José Martí (I) [Internet]. 2010 Feb 27 [citado 11 Nov 2011]:[aprox. 7 p.]. Disponible en: http://www.juventudrebelde.cu/columnas/lectura/2010-02-27/como-murio-jose-marti-i/
  2. Torres JA. La dignidad nunca muere [Internet]. 2009 [citado 11 Nov 2011]:[aprox. 13 p.]. Disponible en: http://www.ain.cu/historia/personalidades/marti.htm
  3. Fernández Verdecia A. Tres tesis sobre la muerte de Martí en Dos Ríos [Internet].  2012 Ene 24 [citado 4 Abr 2012]:[aprox. 13 p.]. Disponible en: http://www.radiogritodebaire.co.cu/index.php/jose-marti/45-jose-marti/215-el-imperialismo-visto-por-jose-marti-
  4. Rodríguez R. La Forja de una Nación. La Ruta de los Héroes. La Habana: Ciencias Sociales; 2005.
  5. Miró Argenter J. Crónicas de la Guerra. La Habana: Instituto del Libro; 1970.
  6. Griñán Peralta L. Martí Líder Político. La Habana: Ciencias Sociales; 1970.
  7. Dueñas Becerra J. El suicidio de José Martí: un tema polémico [Internet]. 2010 Mar 27 [citado 4 Abr 2012]:[aprox. 5 p.].  Disponible en: http://www.radioprogreso.cu/NJMarti/marti-supuesto-suicidio.html
  8. Bianchi Ross C. Cómo murió José Martí (II) [Internet]. 2010 Mar 6 [citado 11 Nov 2011]:[aprox. 7 p.]. Disponible en: http://www.juventudrebelde.cu/columnas/lectura/2010-03-06/como-murio-jose-marti-ii/
  9. Bianchi Ross C. Cómo murió José Martí (III y final) [Internet]. 2010 Mar 13 [citado 11 Nov 2011]:[aprox. 8 p.]. Disponible en: http://www.juventudrebelde.cu/columnas/lectura/2010-03-13/como-murio-jose-marti-iii-y-final/
  10. Valencia PA. Un documento interesante. Certificado de defunción de Martí. Rev 16 de abril [Internet]. 2001 Abr [citado 11 Nov 2011];40:[aprox. 2 p.]. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/abr/vol40_1_01/abr101-200.htm

DE LOS AUTORES

  1. Master en Longevidad  Satisfactoria. Especialista de I Grado en Medicina General Integral y en Gerontología y Geriatría.
  2. Estudiante de 5to año de Medicina.

anterior subir siguiente